NO! a los transgénicos

Información, difusión y debate sobre los transgénicos


1 comentario

PODCAST: ¡Alerta Transgénicos! #1

FlyerPodcast

En este Podcast hablamos sobre qué son los transgénicos, como introducción, para luego ponernos a analizar las consecuencias que ya son observables (a partir de la soja transgénica), así como los riesgos que acarrea la liberación de más variedades transgénicas. Contamos con la participación del Ingeniero Agrónomo Víctor Benítez y el Sociólogo Víctor Imas con quienes presentaremos esta emisión para dar inicio a una serie de entregas que estaremos realizando, en el marco de una campaña informativa que se posiciona en contra de la reciente liberación excepcional de diferentes variedades transgénicas de maíz y algodón y pretende alertar a la población en general de los peligros que conlleva tal liberación y la irresponsabilidad de las autoridades en el manejo inapropiado de esta tecnología.

También podes escucharlo online en YouTube (Aquí), o descargarlo siguiendo las instrucciones de abajo.

Opciones de descarga:

Tenes la opción de descargar el Podcast completo como un archivo o descargarlo por partes, dependiendo de lo que te sea más conveniente.

Descargar Podcast completo (46:11 min): Aquí

Descargar primera parte (Introducción y presentación del Ing. Víctor Benítez): Aquí

Descargar segunda parte (Presentación del Sociólogo Víctor Imas): Aquí

Descargar tercera parte (Debate): Aquí

OBS: Para descargar podes hacer click en “Aquí” y se va a abrir una nueva pestaña de descarga, o sino haces click derecho sobre “Aquí” y seleccionas la opción “guardar enlace como”; elegís donde queres guardar el audio y listo! Solo tenes que esperar a que se complete la descarga y darle “Reproducir” o cargarlo en tu reproductor o celular para escucharlo en cualquier lugar y en cualquier momento.

Esperamos que te sea de utilidad y pronto vamos a estar haciendo otras ediciones de Alerta Transgénicos.

 

Anuncios


2 comentarios

Polinización cruzada entre cultivos GM y cultivos tradicionales

Una investigación actual sugiere que los riesgos de contaminación a través de la polinización de cultivos genéticamente modificados (GM) están subestimados.

Generalmente se utilizan estudios de campo para determinar la distancia mínima requerida para separar cultivos GM de los cultivos convencionales con el fin de reducir el riesgo de polinización cruzada a un nivel aceptable.

Sin embargo, nuevas investigaciones de la Universidad de Exeter sugieren que estos estudios de campo están subestimando el potencial de que pueda haber cruces entre cultivos GM y los no GM generando dudas sobre si las existentes “zonas de amortiguamiento” alrededor de las granjas son suficientes para prevenir la contaminación de cultivos convencionales.

Los resultados muestran la preocupante posibilidad de contaminación a gran escala de cultivos convencionales y de granjas orgánicas con los de cultivos GM como también el emergente peligro de las “súper malas hierbas” que son resistentes a los pesticidas.

El efecto de la dirección del viento sobre la polinización cruzada entre cultivos tradicionales y cultivos GM (1)

Los típicos niveles de polinización cruzada que se estiman pueden ser equivocados, distorsionando nuestra percepción de la distancia requerida como zonas de amortiguamiento.

Científicos de Exeter resaltan el potencial de contaminación de polen GM en otros cultivos (2)

Estudios de campo sobre polinización cruzada entre cultivos GM y cultivos convencionales podrían estar subestimando el riesgo de acuerdo con nuevas investigaciones de la Universidad de Exeter del Colegio de Ciencias Biológicas. El grupo de investigación recomienda nuevos métodos para predecir el potencial riesgo de contaminación a causa de polinización cruzada tomándose en cuenta la velocidad y dirección del viento.

Los estudios de campo llevan tiempo y son costosos, así que medir el potencial riesgo de contaminación no es posible para todas las condiciones climáticas.

Suena la alarma a causa de que el polen GM se esparce más allá de las zonas de amortiguamiento oficiales (3)

El polen de cultivos genéticamente modificado se esparce más lejos de lo que se pensaba, es el resultado de nuevas investigaciones.

Los resultados ponen en cuestionamiento si las zonas de amortiguamiento aprobadas son lo suficientemente amplias para proteger a los cultivos convencionales de contaminación.

Sin embargo un equipo de científicos de la Universidad de Exeter hacen un llamado al Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales para incrementar estas zonas con el fin de minimizar la contaminación por parte de polen GM.

Los científicos están preocupados que si ocurre contaminación en los cultivos convencionales, se podría generar una “súper mala hierba”, que desarrolle resistencia a pesticidas.

Los resultados indican que el polen podría contaminar campos aledaños a un nivel de dos o tres veces por encima de lo originalmente pensado.

El director del grupo de científicos Martin Hoyle dice: “Una vez que tienes cultivos GM la contaminación de otros cultivos es inevitable”.

“También existe la contaminación de semillas y el hecho que los cultivos GM plantados en un campo pueden persistir luego del fin de su cultivo y el nuevo cultivo que se plante”.

Los resultados nos plantean una preocupante posibilidad que gran parte de nuestros campos – incluyendo granjas orgánicas – podrían verse afectadas por la contaminación de cultivos GM.

“Esta tecnología ha sido terminantemente rechazado por el publico en general, sin embargo los ministros insisten en continuar con sus programas. Esta investigación nos muestra claramente que tenemos que volver a plantearnos este tema y dar un paso hacía tras”.

En la actualidad está proponiendo una zona de amortiguamiento de 35 metros alrededor de los campos de cultivos de GM.

Sin embargo la investigación realizado por el equipo de Exeter indica que se necesitaría un espacio de 500 metros para asegurar que la contaminación se mantuviera por debajo de este nivel.

El actual plan para las zonas de amortiguamiento alrededor del maíz es de 110 metros. Pero la investigación sugiere que se requería un espacio siete u ocho veces mayor.

Los resultados de esta investigación se publican hoy en la revista científica “Ecología Aplicada”.

(1)Fuente: Martin Hoyle and James E. Cresswell – School of Biosciences, University of Exeter, Exeter EX4-Ecología Aplicada – Volumen 17, Numero 4 (Junio 2007)

Artículo: páginas. 1234–1243

(2) Fuente: Universidad de Exeter, UK – Boletín de prensa – (http://www.exeter.ac.uk/news/newscrop.shtml) – 31 Mayo 2007

(3) 31 Mayo 2007 – The Daily Mail, UK – Por Sean Poulter – (http://www.dailymail.co.uk/pages/live/articles/news/)


Deja un comentario

Semillas transgénicas, sus problemas y consecuencias

Las semillas transgénicas y las futuras generaciones que puedan derivarse de ellas, se convierten en una propiedad privada, pero de la compañía que las patentó. En este vídeo podemos conocer con mayor profundidad las semillas transgénicas, sus problemas y consecuencias.

Es escandaloso e inmoral, según se desprende del reportaje del canal Odisea, si en unos terrenos de cultivo aparecen plantas transgénicas de colza, ya sea porque el aire trajo las semillas o porque alguien las lanzó fortuitamente, la compañía propietaria de la patente tiene derecho a reclamarlas.

En un principio pueden ser sólo unas pocas plantas y pasar inadvertidas, pero cada una de ellas puede terminar originando de 4.000 a 10.000 semillas transgénicas que se dispersarán por todo el campo de cultivo y el próximo año terminar germinando. Las consecuencias son desastrosas, ya que pueden destruir cultivos posteriores que el agricultor hubiera desarrollado.

Esto ya es grave de por sí pero lo que viene a continuación es de juzgado de guardia, Monsanto te puede denunciar indicando que las plantas y las semillas son de su propiedad. No importa cómo han llegado allí las semillas, pero sí importa, según la compañía, que el agricultor las haya dejado crecer.

No hay duda alguna, las semillas de colza y sus posteriores generaciones son reivindicadas propiedad de Monsanto y ésta denuncia al agricultor. La sentencia del juicio obliga al agricultor a devolver las semillas y las plantas ya germinadas a la compañía, el agricultor indignado se pregunta ¿cómo puede hacer eso si las plantas y las semillas están dispersas por millones en todas sus tierras?

La verdad es que resulta imposible, ¿qué es lo que le da derecho a la compañía Monsanto a poder patentar algo que produce vida? Se pregunta el agricultor. Si en un principio, el agricultor plantó colza transgénica comprándole las semillas a Monsanto y al siguiente año la colza ha originado nuevas semillas y éstas germinan, en teoría no deberían ser propiedad de esta compañía, las primeras las desarrollo Monsanto, pero las posteriores generaciones fueron desarrolladas gracias a las lluvias, la acción del sol y el calor de la tierra.

O sea, que la patente es sobre el tipo de semilla y de por vida, pero, ¿y si ya no quiero cultivar más semillas transgénicas y no puedo erradicarlas?, da igual, Monsanto obligaría a devolverlas y la justicia estaría de su parte, realmente es un tema bastante complicado.

Se entiende que Monsanto no quiere que los agricultores se aprovechen de las semillas iniciales y preserva sus trabajos y desarrollo, la empresa quiere que se le compren a ella cada año las semillas con los correspondientes productos químicos para tratarlas y que se paguen los impuestos oportunos por utilizar biotecnología, además, un contrato te obliga a no poder utilizar las semillas iniciales con fines reproductivos.

Si utilizas una vez este tipo de semillas, se podría decir que estas condenado a utilizarlas siempre. Otro dato curioso del vídeo, los denominados “policías de Monsanto” pueden inspeccionar un campo al cabo de tres años de haber utilizado semillas transgénicas y comprobar si el agricultor está utilizándolas sea consciente o inconscientemente, si es así, los problemas que se ciernen sobre el agricultor son bastantes.

A raíz de este documental podemos comprender además, por qué se desarrolló la tecnología Terminator. El final del documental revela un dato un tanto alarmante, toda la colza canadiense está contaminada de colza transgénica y las propias empresas del país reconocen que es así.

Fuente: Gastronomía y Cía.