NO! a los transgénicos

Información, difusión y debate sobre los transgénicos


Deja un comentario

Microbioma Humano, salud y los alimentos transgénicos

Nos parece muy interesante poder compartir con ustedes algo sobre el Microbioma Humano y relacionarlo con los riesgos asociados a los alimentos transgénicos.

Consideramos que este tema está relacionado con los alimentos transgénicos ya que muestra que a nivel del organismo humano, tenemos miles de microorganismos interactuando entre sí que son claves en nuestra salud. Imagínense ustedes cómo puede afectar la exposición constante a residuos de pesticidas o alimentos que contienen una composición genética diferente a la natural, cuando hablamos a nivel de estos microorganismos. Y ni hablar de alimentos que están diseñados para que sus células produzcan sus propios pesticidas, como es el caso del maíz Bt. No tenemos idea (no nosotros ni la comunidad científica) de qué efectos tendría el hecho de estar consumiendo alimentos que producen sus propios venenos, pero si se hacen una imagen, sería como tener una fábrica de pesticidas en nuestros intestinos, lo que sin duda afectaría a los miles de microorganismos del intestino responsables de una buena absorción de nutrientes, entre otros muchos beneficios que obtenemos gracias a la salud de los mismos.

Cada vez tenemos más demostraciones de que un intestino sano, se traduce en salud general… Por lo que, un intestino enfermo es sinónimo de enfermedad generalizada. Para citar algunos artículos que hablan de esto:

La flora intestinal se relaciona con la conducta y la memoria

Las bacterias que conforman la flora intestinal son capaces de comunicarse con el cerebro y de influir en aspectos como la conducta o la memoria, además de que podrían tener un papel muy importante en algunas patologías, como el síndrome del intestino irritable, según se desprende de los últimos resultados de la línea de investigación que dirige Stephen Collins, profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud en la Universidad McMaster, en Ontario (Canadá). (enlace)

Las bacterias del intestino regulan los genes que controlan la pérdida de peso y los problemas gastrointestinales

Las bacterias del intestino podrían jugar un papel más importante del que se creía en la pérdida de peso y los problemas gastrointestinales. Así lo demuestra una investigación realizada por investigadores de la Sección de Gastroenterología Pediátria, Hepatología y Nutrición del Baylor College of Medicine de Houston (Estados Unidos), publicada ‘on line’ en The FASEB Journal.

Esta investigación sugiere que la ausencia de receptores intestinales de Tipo Toll 2 (TLR2) afecta a las bacterias del intestino, lo que podría abrir una nueva vía para manejar los problemas intestinales y el exceso de peso. Una deficiencia de TLR2 utilizada por los mamíferos, incluidos los seres humanos, para reconocer a los microbios que residen en los intestinos lleva a que se produzcan cambios en las bacterias intestinales que son similares en animales y en humanos.

Este descubrimiento respalda anteriores investigaciones, demostrando que una deficiencia de TLR2 protege contra la obesidad y al mismo tiempo, provoca problemas gastrointestinales, como la excesiva inflamación. Además, han mostrado que los genes que controlan la expresión de los TLR2 juegan un papel muy importante en la salud gastrointestinal de los individuos y en el manejo de su peso. (enlace)

El desequilibrio bacteriano intestinal puede favorecer la obesidad

El presidente del Instituto Danone, Manuel Serrano Ríos, asegura que un inadecuado equilibrio bacteriano en el intestino puede favorecer la acumulación de grasas, la inflamación del tejido adiposo y, con ello, la obesidad, según ha destacado recientemente en un ciclo de conferencias organizado por la Real Academia Nacional de Medicina (RANM). Las bacterias del intestino, ha explicado Serrano Ríos, tienen una función metabólica muy conocida en el caso de los animales rumiantes, que no conseguirían transformar la fibra vegetal en proteína cárnica sin ellas.

Así, se ha demostrado que ayudan al organismo humano a ahorrar energía, permitiéndonos un mayor aprovechamiento de los nutrientes, mientras que un “adecuado equilibrio de ciertas bacterias (bifidobacterias) reducen la inflamación del tejido adiposo”. En la misma sesión, el doctor Francisco Guarner, de la Unidad de Investigación de Aparato Digestivo del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, ha recordado que los seres humanos cuentan con unos 30.000 genes propios y soportan en el organismo una media de 600.000 genes de bacterias. (enlace)

La bacteria intestinal puede afectar la absorción de grasa y actuar de acuerdo a las “Estructuras Sociales”

“Estudios previos mostraron que los microbios intestinales ayudan en la descomposición de los carbohidratos complejos, pero su papel en el metabolismo de las grasas alimenticias seguía siendo un misterio, hasta ahora…Este estudio es el primero en demostrar que los microbios pueden promover la absorción de grasas alimenticias en el intestino y su metabolismo subsecuente en el cuerpo”, dijo el autor principal del estudio, John Rawls de la Universidad de Carolina del Norte. Los resultados destacan la compleja relación entre los microbios, la alimentación y la fisiología de la persona.” (enlace)

¡Comer esto puede causarle hoyos a su intestino!

Un intestino permeable es la condición que ocurre cuando se desarrollan espacios entre las células (enterocitos) que conforman la membrana que recubre la pared intestinal.

Estos pequeños espacios permiten que las sustancias como los alimentos no digeridos, desperdicios metabólicos y bacterias, que debieron ser confinados por el tracto digestivo, escapen por su torrente sanguíneo – de ahí el término síndrome de intestino permeable.

Una vez que la integridad de la mucosa intestinal se ve comprometida y haya un flujo de sustancias toxicas “escapándose” a su torrente sanguíneo, su cuerpo experimenta un aumento significativo de inflamación.

También, su sistema inmunológico podría confundirse y comenzar a atacar a su propio cuerpo como si fuera su enemigo (autoinmunidad).

Muy a menudo, el síndrome del intestino permeable está asociado con la enfermedad de intestino inflamado como Crohn y enfermedad celiaca. Pero incluso algunas personas saludables podrían tener diversos grados de permeabilidad intestinal que conducen a una gran variedad de síntomas de salud – y esto podría estar altamente influenciado por los alimentos que usted elije comer. (enlace)

Ahora bien, continuando con la exposición sobre el microbioma humano, hacemos una cita del libro Primal Body, Primal Mind, de Nora Gedgaudas, en el cual Brent Pottenger, en el prólogo, escribe sobre el tema:

“Con la atención que se le ha dado al Genoma humano recientemente, la gente está más conciente que nunca de que los genes contribuyen a las diferencias individuales entre las personas. Sin embargo, quizás más importante, el emergente proyecto del Microbioma Humano muestra que las personas contienen 10 veces más células de organismos no humanos en sus cuerpos que lo que tienen de células humans, y esto tiene implicaciones muy amplias para las consideraciones nutricionales humanas, la prevención de enfermedades, y las intervenciones de cura.

Siempre que las personas consumen alimentos y bebidas para obtener energía, estos nutrientes interactúan tanto con células humanas y no humanas en un concierto dentro de sus cuerpos. Por un lado, las interacciones que estos nutrientes tienen con las células humanas pueden influenciar la expresión genética. En términos genéticos modernos, éstas dinámicas caen bajo la categoría de nutrigenómicas, una subcategoría de la epigenética, o, incluso de manera más abarcante, genómica funcional. Estos efectos, mientras son clave en la determinación de nuestro fenotipo, pueden ser ganados por las interacciones multidireccionales entre nuestras dietas y nuestros microbiomas. En resumen, nosostros no somos quienes pensabamos que éramos cuando hablamos del interjuego entre los genes y el ambiente.

Por definición, un microbioma son todas los microorganismos no humanos (y su material genético) que viven adentro y sobre el cuerpo de una persona. Dada esta relación simbiótica (con suerte), estos microorganismos también consumen los alimentos y bebidas que nosotros ingerimos durante las comidas. En respuesta a los ambientes que estas comidas pruducen adentro de nuestro sistema digestivo, los microorganismos extraen y asimilan nutrientes para su propio uso y beneficio. De esta manera, estos microorganismos están íntimamente ligados a nuestros hábitos de consumo alimentario, ya que, los mismos dependen de nosotros como fuente de energía para hacer funcionar su maquinaria metabólica. “

Lo que queremos resaltar aquí es que el consumo de alimentos transgénicos puede tener (y ya se han hecho varios estudios que plantean esto como más que una simple posibilidad) graves impactos en nuestra salud y que, como pueden ver, la comunidad científica todavía está caminando hacia una comprensión más profunda de los mecanismos humanos que hacen al metabolismo y la asimilación de nutrientes, algo que está en pañales, por así decir, si nos referimos a la genética, la epigenética y, ahora, el microbioma humano.

Dicho esto, es importante que sepamos con seguridad que cuando Monsanto, Syngenta, Bayer, Dow, Cargill y compañía dicen que sus productos NO SON de ninguna manera dañinos a la salud, ellos están negando una realidad científica reconocida pero, lastimosamente, menos mediatizada que sus propagandas y los vergonzosos ‘estudios’ – si es que se pueden llamar así – realizados por científicos sobornados. Lo importante aquí es que ustedes lo sepan y no crean en los cuentos. Los medios de comunicación y nuestro gobierno están dirigidos por estas mismas corporaciones, son socios que no tienen ningún interés en nuestro bienestar, por lo que solamente nos queda informarnos para no creer en sus mentiras, ‘votar’ con nuestras billeteras (es decir, evitar comprar productos derivados de estas compañías) y apoyar modelos diferentes de producción y alimentación como la agroecología.

 Les dejamos algunos enlaces para informarse más:

+ Microbioma Humano:

http://e-ciencia.com/blog/divulgacion/somos-solo-un-10-nosotros-mismos/

+ Agroecología:

http://www.facebook.com/photo.php?fbid=326267937479331&set=a.283929828379809.57402.283923458380446&type=1&theater

+ Efectos de los pesticidas en la salud humana:

http://www.facebook.com/photo.php?fbid=337179133054878&set=pb.283923458380446.-2207520000.1361114526&type=3&theater

+ Monsanto y sus atrocidades:

http://www.facebook.com/photo.php?fbid=325433397562785&set=pb.283923458380446.-2207520000.1361114605&type=3&src=http%3A%2F%2Fsphotos-g.ak.fbcdn.net%2Fhphotos-ak-ash4%2F427601_325433397562785_26978899_n.jpg&size=960%2C741

Anuncios