NO! a los transgénicos

Información, difusión y debate sobre los transgénicos


Deja un comentario

La guerra de los cultivos transgénicos (Documental)

Título original: OGM: l’enjeu planétaire (OGM: lo que está en juego a nivel planetario)
Género: Actualidad / Sociedad
Nacionalidad: Canadá
Duración: 46 minutos
Año: 2004
Directora: Catherine Berthillier
Productora: Galaxie Produtions.
Calificación moral: No recomendado para menores de 7 años
Emitido por: Canal ODISEA
Fecha emisión: 02-02-09

Los cultivos transgénicos surgieron primero en los Estados Unidos en 1994. A finales de 2002, cubrían un área de 58,7 millones de hectáreas en todo el mundo, distribuidas principalmente en América del Norte y América del Sur.

Ningún principio de precaución ha guiado hasta ahora el cultivo de organismos modificados genéticamente.
Teniendo en cuenta los aspectos económicos, sanitarios, ambientales y éticos que plantean los cultivos transgénicos, el estallido de la opinión pública parece urgente y necesario.

Francia, Canadá, Rumania … Esta película intenta entender el fenómeno de los OGM en todo el mundo. ¿Cuál es el impacto en nuestra salud? ¿Es posible patentar la vida? Tantas preguntas que los ponentes tratan de responder.

Ver en Youtube

Anuncios


Deja un comentario

Semillas transgénicas, sus problemas y consecuencias

Las semillas transgénicas y las futuras generaciones que puedan derivarse de ellas, se convierten en una propiedad privada, pero de la compañía que las patentó. En este vídeo podemos conocer con mayor profundidad las semillas transgénicas, sus problemas y consecuencias.

Es escandaloso e inmoral, según se desprende del reportaje del canal Odisea, si en unos terrenos de cultivo aparecen plantas transgénicas de colza, ya sea porque el aire trajo las semillas o porque alguien las lanzó fortuitamente, la compañía propietaria de la patente tiene derecho a reclamarlas.

En un principio pueden ser sólo unas pocas plantas y pasar inadvertidas, pero cada una de ellas puede terminar originando de 4.000 a 10.000 semillas transgénicas que se dispersarán por todo el campo de cultivo y el próximo año terminar germinando. Las consecuencias son desastrosas, ya que pueden destruir cultivos posteriores que el agricultor hubiera desarrollado.

Esto ya es grave de por sí pero lo que viene a continuación es de juzgado de guardia, Monsanto te puede denunciar indicando que las plantas y las semillas son de su propiedad. No importa cómo han llegado allí las semillas, pero sí importa, según la compañía, que el agricultor las haya dejado crecer.

No hay duda alguna, las semillas de colza y sus posteriores generaciones son reivindicadas propiedad de Monsanto y ésta denuncia al agricultor. La sentencia del juicio obliga al agricultor a devolver las semillas y las plantas ya germinadas a la compañía, el agricultor indignado se pregunta ¿cómo puede hacer eso si las plantas y las semillas están dispersas por millones en todas sus tierras?

La verdad es que resulta imposible, ¿qué es lo que le da derecho a la compañía Monsanto a poder patentar algo que produce vida? Se pregunta el agricultor. Si en un principio, el agricultor plantó colza transgénica comprándole las semillas a Monsanto y al siguiente año la colza ha originado nuevas semillas y éstas germinan, en teoría no deberían ser propiedad de esta compañía, las primeras las desarrollo Monsanto, pero las posteriores generaciones fueron desarrolladas gracias a las lluvias, la acción del sol y el calor de la tierra.

O sea, que la patente es sobre el tipo de semilla y de por vida, pero, ¿y si ya no quiero cultivar más semillas transgénicas y no puedo erradicarlas?, da igual, Monsanto obligaría a devolverlas y la justicia estaría de su parte, realmente es un tema bastante complicado.

Se entiende que Monsanto no quiere que los agricultores se aprovechen de las semillas iniciales y preserva sus trabajos y desarrollo, la empresa quiere que se le compren a ella cada año las semillas con los correspondientes productos químicos para tratarlas y que se paguen los impuestos oportunos por utilizar biotecnología, además, un contrato te obliga a no poder utilizar las semillas iniciales con fines reproductivos.

Si utilizas una vez este tipo de semillas, se podría decir que estas condenado a utilizarlas siempre. Otro dato curioso del vídeo, los denominados “policías de Monsanto” pueden inspeccionar un campo al cabo de tres años de haber utilizado semillas transgénicas y comprobar si el agricultor está utilizándolas sea consciente o inconscientemente, si es así, los problemas que se ciernen sobre el agricultor son bastantes.

A raíz de este documental podemos comprender además, por qué se desarrolló la tecnología Terminator. El final del documental revela un dato un tanto alarmante, toda la colza canadiense está contaminada de colza transgénica y las propias empresas del país reconocen que es así.

Fuente: Gastronomía y Cía.


Deja un comentario

El mundo según Monsanto en Español

El mundo según Monsanto”, es un documental de casi dos horas de duración que denuncia los efectos negativos mundiales que provocan los productos agroquímicos y las semillas de soja transgénica que comercializa la empresa más grande del mundo en el rubro: Monsanto.

En síntesis, expone la cara más oscura de la lógica económica neoliberal, a través de la realidad agrícola de América del Norte y del Sur, especialmente de Argentina. También retrata los efectos en la salud humana de la utilización del Roundup, un herbicida asociado a varias condiciones de enfermedad.

Hoy Monsanto es el primer semillero de soja, maíz, algodón y productor de agroquímicos del mundo. Quien dice semilla, dice Monsanto, pero también dice alimentos.

Es la empresa norteamericana que maneja el mercado mundial de la soja. Es la misma empresa que fabricó PCB, y ocultó durante 50 años que ese aceite era cancerígeno. Es la empresa que produce y que patentó las semillas de soja genéticamente modificadas, para resistir agroquímicos y tempestades, etc.

Dirección: Marie-Monique Robin

Ver el documental completo en Youtube