NO! a los transgénicos

Información, difusión y debate sobre los transgénicos


1 comentario

PODCAST: ¡Alerta Transgénicos! #1

FlyerPodcast

En este Podcast hablamos sobre qué son los transgénicos, como introducción, para luego ponernos a analizar las consecuencias que ya son observables (a partir de la soja transgénica), así como los riesgos que acarrea la liberación de más variedades transgénicas. Contamos con la participación del Ingeniero Agrónomo Víctor Benítez y el Sociólogo Víctor Imas con quienes presentaremos esta emisión para dar inicio a una serie de entregas que estaremos realizando, en el marco de una campaña informativa que se posiciona en contra de la reciente liberación excepcional de diferentes variedades transgénicas de maíz y algodón y pretende alertar a la población en general de los peligros que conlleva tal liberación y la irresponsabilidad de las autoridades en el manejo inapropiado de esta tecnología.

También podes escucharlo online en YouTube (Aquí), o descargarlo siguiendo las instrucciones de abajo.

Opciones de descarga:

Tenes la opción de descargar el Podcast completo como un archivo o descargarlo por partes, dependiendo de lo que te sea más conveniente.

Descargar Podcast completo (46:11 min): Aquí

Descargar primera parte (Introducción y presentación del Ing. Víctor Benítez): Aquí

Descargar segunda parte (Presentación del Sociólogo Víctor Imas): Aquí

Descargar tercera parte (Debate): Aquí

OBS: Para descargar podes hacer click en “Aquí” y se va a abrir una nueva pestaña de descarga, o sino haces click derecho sobre “Aquí” y seleccionas la opción “guardar enlace como”; elegís donde queres guardar el audio y listo! Solo tenes que esperar a que se complete la descarga y darle “Reproducir” o cargarlo en tu reproductor o celular para escucharlo en cualquier lugar y en cualquier momento.

Esperamos que te sea de utilidad y pronto vamos a estar haciendo otras ediciones de Alerta Transgénicos.

 


Deja un comentario

Festival por el NO uso de AGROTÓXICOS

flyerPORTADAAGROTÓXICOS

El Lunes 3 de diciembre hemos realizado el Festival y Feria de Agroecología por el NO uso de Agrotóxicos, en conmemoración al “Día Mundial del No Uso de Plaguicidas”, de 16:00 a 24:00 horas en la plaza de la Democracia. Consistió en una feria de comidas y semillas, con actividades diversas como charlas informativas sobre la problemática de los agrotóxicos y las alternativas a los mismos, como por ejemplo, la producción agroecológica, la realización de remedios caseros para las plagas, la permacultura, entre otros temas; así como numerosas presentaciones de música nacional. Contó con la presencia de diversas organizaciones de la sociedad civil y organizaciones campesinas e indígenas.

El objetivo de esta actividad fue hacer un llamado de atención, especialmente a las autoridades de Agricultura, Salud y Trabajo, sobre los graves problemas sanitarios y ambientales generados por el uso de agrotóxicos a nivel nacional y global; así como informar sobre la problemática asociada a la utilización de los plaguicidas que por su impacto en la salud y en el ambiente requieren de un tratamiento prioritario por parte de los sectores vinculados con su gestión. Y de tal modo que la sociedad tome mayor conciencia del impacto que está causando su uso masivo en el ambiente y en la salud, especialmente en las comunidades campesinas e indígenas de nuestro país, y remarcar la necesidad de la atención de las autoridades en un ámbito multisectorial donde se tomen en cuenta todos los impactos de las actividades económicas en la población.

A parte de esto. Quisimos mostrar que existen otros modelos de producción, que existen alternativas a este modelo monstruoso que nos quieren imponer, modelos que promueven una vida verdaderamente sana, saludable, digna y SOBERANA.

Es muy importante que comencemos a tomar conciencia de que el modelo productivo actual no es para nuestro bien sino que es para el bien del bolsillo de las transnacionales y los grandes latifundistas. Este modelo no es para el pequeño productor, no es para la gente, no es para nosotros. Nosotros tenemos que incentivar a aquellos que ayudan a construir un mundo mejor creando y reproduciendo formas de proceder que están realmente orientadas hacia lo humano, que incluye lo ambiental, lo social y lo psicológico. Y mucho más.

Esperamos que aquellos que estuvieron presentes, hayan pasado bien y se hayan informado un poco. Y que aquellos que no estuvieron se animen a acercarse la próxima vez.

Muchísimas gracias a todos los que ayudaron a que esto sea posible. Sin ustedes no habría festival.

Para ver fotos del festival les invitamos a visitar nuestra galería en el Facebook haciendo click aquí

***  Más Información ***

Después del 22 de Junio, el Poder Ejecutivo aprobó la liberación comercial de varios eventos transgénicos, de manera ilegal, violando disposiciones de la Ley 253/93 que aprueba el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología; lo que aumentaría el uso de plaguicidas.

SOJA

La soja no es un rubro de consumo directo para la ciudadanía paraguaya y su producción, además de provocar daños ambientales, amenaza la producción de alimentos del mercado interno atentando contra la soberanía y seguridad alimentaria.

En la actualidad se utilizan más de 22 millones de litros de plaguicidas por ciclo de cultivo de soja transgénica. En la Región Oriental del Paraguay hay más de 3.000.000 de Ha. de soja transgénica y menos de 800.000 Ha. De Bosques, del mismo modo existen asentamientos campesinos totalmente convertidos en sojales. Además, los agroexportadores no pagan impuestos y se les subsidia el combustible.

ALGODÓN

El algodón transgénico BT y RR no controlan el picudo, su principal plaga y promueve un modelo agrícola que somete económicamente a los agricultores al hacerlos dependientes de a un paquete tecnológico compuesto por semillas patentadas y alto uso de agroquímicos.

Además, esta tecnología representa una amenaza a la producción orgánica y agroecológica, que consiste en la pérdida de la certificcación orgánica pues la misma no admite contaminación genética ni por agroquímicos según sus principios y normas internacionales. La coexistencia de estos dos modelos no es posible en este rubro.

MAÍZ

Paraguay es uno de los centros de origen del maíz, cultivo que es la base de alimentación directa de la población, en especial de la rural, tanto en comunidades campesinas como indígenas, quienes tienen mas de 10 variedades propias que podrían ser contaminadas por polinización tras la liberación comercial de 14 eventos de maíz transgénico. En lo referente a los pueblos indígenas, el maíz es de fundamental importancia para sus culturas y prácticas religiosas. Así también, la utilización del herbicida a base de Glifosato inherente al uso de estas semillas, es causante de innumerables afecciones a la salud, por lo que su uso está siendo cuestionado por la comunidad científica de varios países, en base a investigaciones y evidencias clínicas.

Existen evidencias, de que a pesar de las promesas hechas por las empresas biotecnológicas sobre la inocuidad de los transgénicos, la realidad es muy distinta ya que ponen en peligro la soberanía alimentaría de las comunidades campesinas y de los pueblos indígenas, y dañan a la biodiversidad. Es por eso que debemos ser participes en pos del cambio, ya que las alternativas agroecológicas demuestran una calidad superior en todos los aspectos, y por sobre todo responde al derecho a la vida de todos quienes habitamos en la tierra, y no a intereses de empresas multinacionales que contaminan nuestras comunidades y bosques.

Video recomendado:


Deja un comentario

Documental ¿Por qué le decimos NO a los Transgénicos?

 

La FNC, en conjunto con BASE IS y Alter Vida, presentan el documental

¿PORQUE LE DECIMOS NO A LOS TRANSGÉNICOS?

Este material muestra la forma en que este modelo productivo de agricultura sin agricultores regala nuestra soberanía alimentaria y productiva a empresas como Monsanto y Syngenta; dejando detrás suyo una cadena de daños a la población.

Un documental corto con entrevistas a diferentes especialistas que manifiestan su opinión sobre este problema complejo que afecta de sobremanera a nuestro país.

Realizado por Malu Vásquez con el apoyo de DIAKONIA

 

 


Deja un comentario

OGM (Transgénicos) – ALERTA MUNDIAL

El Momento de la Verdad

Pequeño documental IMPRESCINDIBLE ayuda a comprender la importancia de la investigación del CRIIGEN. Un estudio de dos años de duración con resultados inquietantes sobre la comprobada toxicidad del maíz transgénico (NK603) para ratas que murieron prematuramente y desarrollaron enormes tumores.

La toxicidad confirmada del Roundup y la manera en la que los OGM son evaluados.

París. 16 de Diciembre del 2011
Oficina del CRIIGEN (Comité de Investigación y de Información Independientes subre la Ingeniería Genética por sus siglas en Francés)

Presentación de Resultados del estudio del Profesor Séralini sobre los posibles riesgos del maíz GM NK603 para la salud humana y animal.

Por favor difundir.

 

 
Fuente: http://www.facebook.com/pages/Millones-contra-Monsanto/290999004340502?ref=stream

 

 


Deja un comentario

Por Primera Vez un Estudio Demuestra que el Maíz Transgénico o Genéticamente Modificado Causa Tumores Masivos, Daño en Órganos y Muerte Prematura

Por el Dr. Mercola

Por primera vez, el 19 de septiembre fue publicado en línea un estudio1 sobre la evaluación de los riesgos a la salud causados por el consumo de alimentos transgénicos o genéticamente modificados y los resultados son realmente preocupantes, por decir poco. Este nuevo estudio se une a una lista de más de 30 estudios en animales que demuestran los problemas tóxicos y alergénicos causados por los alimentos transgénicos.

El estudio, publicado en la revista Food and Chemical Toxicology, encontró que las ratas que fueron alimentadas con maíz transgénico o genéticamente modificado, el cual es frecuente en el suministro de alimentos en los Estados Unidos, durante dos años desarrollaron tumores mamarios masivos, daño renal y hepático, así como otros problemas de salud graves.

La investigación fue considerada tan “caliente” que el trabajo fue realizado bajo un estricto secreto. De acuerdo con un artículo francés publicado en Le Nouvel Observateur,2 los investigadores utilizaron correos electrónicos encriptados, prohibieron las conversaciones telefónicas e incluso lanzaron un estudio de señuelo para impedir el sabotaje.

De acuerdo con los autores:

“Fueron estudiados durante dos años los efectos en la salud causados por el maíz transgénico o genéticamente modificado tolerante al Round-up (del 11% de la alimentación), cultivado con o sin Round-up y el Round-up solo (desde 0.1ppb en el agua) en ratas. [Nota del editor: este nivel de Round-up está permitido en el agua potable y los cultivos GM en los Estados Unidos]

En las hembras, todos los grupos tratados murieron de 2 a 3 veces más que los grupos de control y más rápido. Esta diferencia fue visible en 3 grupos de machos alimentados con transgénicos.

Todos los resultados fueron dependientes de las hormonas y género, y los perfiles patológicos fueron comparables. Las hembras desarrollaron más tumores mamarios y mucho antes que el grupo de control, la pituitaria fue el segundo órgano más dañado, el balance de la hormona sexual fue modificado por el tratamiento transgénico y Round-up.

Los machos tratados, tuvieron congestiones hepáticas y necrosis de 2.5-5.5 veces más altas…Las nefropatías marcadas y severas también fueron de 1.3-2.3 mayores. Los machos presentaron tumores palpables cuatro veces mayores que los grupos de control, lo cual sucedió 600 días antes.

La información de la bioquímica confirmó las grandes deficiencias crónicas renales, para todos los tratamientos de ambos sexos, el 76% de los parámetros alterados estuvieron relacionados con los riñones. Estos resultados pueden ser explicados por los efectos disruptores endocrinos del Round-up, pero también por la sobreexpresión de los transgenes en los transgénicos y sus consecuencias metabólicas.”

Amigos, si esto no llama su atención, entonces nada lo hará.

¿El 10 por ciento o más de su alimentación consiste en ingredientes transgénicos o genéticamente modificados (GM)? En la actualidad, no puede saberlo con seguridad, ya que los alimentos GM no están enlistados en la etiqueta en los productos de los Estados Unidos. Pero las probabilidades son, si usted come alimentos procesados, entonces su alimentación está llena de ingredientes transgénicos y usted ni siquiera lo sabe.

El estudio en cuestión incluye fotos y gráficas. Le recomiendo ampliamente que se tome el tiempo de leerlo completo3 y busque la evidencia documentada. En realidad no están exagerando cuando dicen que causa tumores masivos…Son realmente gigantes. Algunos de los tumores pesan casi el 25 por ciento de peso total de la rata. Esta es la mejor evidencia hasta la fecha sobre los efectos tóxicos de los alimentos transgénicos o Genéticamente Modificados.

Seguir leyendo…

 


2 comentarios

Entrevista con la Dra. Stela Benítez Leite.

La Dra. Stela Benítez Leite, docente de la Cátedra Pediátrica de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción- UNA, nos habla en esta entrevista que ante la reciente liberación del algodón y maíz transgénicos en nuestro país, es necesario abrir espacios de debate y difusión de toda investigación que exista al respecto, ya que estamos frente a una situación de desconocimiento por parte de la población en relación a los OGM, incluso a nivel médico.

Benítez Leite sostiene que las Universidades deben definir líneas de investigaciones rigurosas y serias ante la incertidumbre sobre los impactos que podrían generar los OGM para la salud humana.

Así mismo, la Doctora menciona la importancia del etiquetado de los alimentos transgénicos, es una cuestión que debe ser exigida por los paraguayos, para rastrear los posibles efectos y además para que los consumidores decidan si quieren o no consumir transgénicos.

1. ¿Cuál es su opinión acerca de la liberación de Organismos Genéticamente Modificados (algodón y maíz transgénicos) en nuestro país?.

La decisión se basó, a nivel oficial, en que los Organismos Genéticamente Modificados- OGM no producen daños a la salud y por otro lado se apeló a razones económicas, en el sentido de que la resistencia a herbicidas abarata costos de producción y mejora el rendimiento. El primer argumento es más que una arrogancia científica porque el estado actual del conocimiento en este campo básicamente se define por dos tipos de resultados: uno que habla de lo que en la literatura médica se conoce como “sin pruebas de enfermedad” (not evidence disease), y otro que si describe efectos a ese nivel. Y aquí, es clave señalar que la expresión “sin pruebas de enfermedad” no equivale a “no producción de daños a la salud”. Afirmar esto último oficialmente no se sostiene científicamente y es éticamente irresponsable; sólo podemos sospechar que la presión de intereses diferentes a la garantía de derechos, puede influir para que las autoridades gubernamentales apelen a lo que se conoce como “error de confirmación” y la “falacia narrativa” para fundar su decisión. Entonces, en realidad estamos ante una situación de incertidumbre científica respecto al conocimiento de los impactos en la salud humana de los OGM. Pero reconocer esto obligaría a nuestras autoridades a asumir ellos los riesgos derivados de la decisión; por tanto, recurren a un supuesto argumento científico (o la distorsión de la información disponible) para esquivar esa responsabilidad. Lo concreto es que faltan investigaciones acerca de los efectos a largo plazo. Es llamativa la desproporción existente entre los estudios dedicados a las posibilidades productivas-industriales de los OGM y los dedicados a explorar sus consecuencias a largo plazo en la salud humana.

2. Cuando hablamos sobre los riesgos de los transgénicos, principalmente nos preocupa los efectos que puedan tener para la salud humana, ¿Representan los transgénicos un riesgo para la salud?

Considero importante reiterar de nuevo aquí la última parte de mi anterior respuesta: la notable desproporción existente entre la enorme masa de investigación, tanto pública como privada, destinada al desarrollo de nuevos OGM y la escasa cantidad de investigaciones independientes que apunten a evaluar el impacto y los riesgos sociales, ambientales y sanitarios de la introducción de estas tecnologías y sus productos. Y es crucial que resolvamos esta desproporción porque estamos en un terreno complejo como son los procesos biológicos, y los errores biogenéticos, a diferencia de los mecánicos, no son reversibles. Como mínimo la cautela debería orientar aquí nuestras decisiones y es por eso que se recurre al principio de precaución aplicable cuando convergen dos cuestiones: un contexto de incertidumbre científica y la posibilidad de que se produzcan daños especialmente graves y que puedan ser incontrolables e irreversibles, tal como lo plantean en su Informe Conjunto el Comité de Bioética de España y el Consejo Nacional de Etica para las Ciencias de la Vida de Portugal en setiembre del 2011. Se habla, en este tema, de un mínimo de 10 años de monitoreo sobre los efectos pero acaso Monsanto, Syngenta y DuPont que actualmente controlan el 53 % del mercado global de las semillas comerciales, estarían dispuestas a esperar ese tiempo, en aras de un interés genuino por las consecuencias en la salud humana para avanzar en sus inversiones?

3. En el año 2007 publicó el estudio “Malformaciones congénitas por exposición a agrotóxicos”, ¿Podría comentarnos brevemente acerca de la investigación?.

Investigamos factores de riesgo asociados a malformaciones congénitas y con énfasis a probable exposición ambiental a plaguicidas en el Hospital Regional de Encarnación, con un diseño metodológico de caso-control que es un diseño que permite realizar comparaciones entre dos tipos de poblaciones el caso sería el niño con malformaciones y el control el niño sano que nace inmediatamente después. El dato más relevante fue encontrar la asociación de vivir cerca y a menos de 1km de los campos fumigados tenían un mayor riesgo de tener hijos malformados. En esa oportunidad nos llamó la atención la cantidad de abortos espontáneos que ocurrieron durante la investigación, sólo que esto no estuvo contemplado en el diseño de la misma y que debería ser puntualmente investigado.

4. ¿Cuáles son otros riesgos para la salud derivados de los agrotóxicos?.

La exposición aguda, por un lado, que incluso puede llevar a la muerte, y por otro la exposición crónica en dónde se describen probable asociación con mayor riesgo de cáncer, enfermedades metabólicas (diabetes, obesidad), enfermedades degenerativas, disrupción endocrina, malformaciones congénitas, alteraciones del crecimiento intrauterino, abortos.

5. Existen muchas investigaciones independientes sobre los OGM en la salud, sin embargo las mismas son desacreditadas, ¿Qué opina al respecto?.

Llama la atención cómo una reciente investigación realizada por Gilles Eric Seralini es desacreditada por algunos científicos y otra investigación realizada en el 2006 por Hammond et al y publicada en la misma revista y con revisión por pares (peer review) y utilizando el mismo número de ratas no lo fue. Se aclara que en esa oportunidad cinco de los seis autores del trabajo de Hammond et. al. trabajan o trabajaban en el momento de la publicación para Monsanto. Este caso puntual nos permite señalar la necesidad de tener también una lectura crítica de los trabajos que buscan desacreditar otros trabajos y la necesidad de señalar si existe o no conflictos de interés.

6. ¿Por qué no se realizan más investigaciones a nivel nacional sobre el tema de los OGM?, ¿Qué hace falta?.

Es necesario debatir y difundir más toda investigación que haya al respecto. Existe desconocimiento en la gran mayoría de la población en relación a los OGM, incluso a nivel médico. Las universidades deberían definir líneas de investigación al respecto.

7. ¿Cual debería ser la postura de las instituciones encargadas de la salud publica en el país?.

Lo básico y fundamental es la garantía de derechos que es su responsabilidad constitucional. En el caso de las OGM el Ministerio aclara que no puede limitar la libertad al derecho a la producción que puede entrar en conflicto con el derecho a la salud y las autoridades deberían en este caso disponer de información certera y contundente de no daño a la salud para asumir una decisión.

8.  En un informe reciente, el Dr, José Luis Insfrán afirma sobre el aumento de manera mensual de los casos de leucemias y linfomas en el Hospital de Clínicas y que el 90% de los pacientes afectados provienen de las zonas donde se cultivan soja y se utilizan agroquímicos. ¿Qué piensa usted?.

Me agradaría leer la fuente y luego comentar al respecto. Cabe señalar que la responsabilidad de realizar estudios epidemiológicos sobre este punto corresponde al Ministerio de Salud en donde puede realizar alianzas con la Universidad.

Transgénicos y Sociedad.

Es inminente la llegada de los transgénicos a nuestra dieta. ¿Qué resta hacer?.

Es más que probable que ya lo estemos ingiriendo. No existe un control serio y responsable acerca de los alimentos que consumimos. Por eso es importante la difusión de la información a la población

¿Como deberían los consumidores, enfrentar el tema de la liberación transgénicos, ¿Qué deben exigir y a quién acudir?.

Insisto que en primer lugar debe haber difusión del significado de transgénico (muchos de mis pacientes no tienen idea del significado y probable riesgo). Exigir el etiquetado y la libre elección de consumirlos o no. En cuanto a quién acudir, son las autoridades Ministeriales las principales responsables, sólo que actualmente está rota la confianza en los mismos, particularmente cuando son los que toman la decisión de la liberación y afirman ante la población que no hay daño a la salud.

¿Qué opina sobre la necesidad del etiquetado de los alimentos transgénicos indicando su presencia en los mismos?.

Es el derecho que debe tener todo ciudadano: el acceso a información precisa y responsable, en este caso, sobre las características y condiciones de productos destinados al consumo humano.

Existiendo diversos estudios e investigaciones internacionales con resultados negativos sobre los OGM y sus impactos para la agricultura, el ambiente y la salud, ¿Por qué cree que el gobierno esté legislando algo tan adverso para la población?.

La liberación de los OGM constituye actualmente un punto de un universo mucho más complejo en términos comerciales y eso implica montos inmensos de inversiones en juego. Monsanto forma parte de un grupo de seis firmas dedicadas, entre otras cosas, al negocio de las semillas, los agroquímicos y la biotecnología. Juntas representan aproximadamente 50 mil millones de dólares por año en ventas de semillas, rasgos biotecnológicos y agroquímicos; además, gastan cerca de 4 mil 700 millones de dólares anuales en investigación y desarrollo agrícola. Por otro lado, particularmente Monsanto enfrenta rechazos en muchas partes del mundo y eso configura un contexto de mucha presión a gobiernos para la toma de decisiones sobre sus productos.

Asunción, 04 de octubre de 2012.

Fuente: Alter Vida


1 comentario

MÉDICOS DE PUEBLOS FUMIGADOS CRITICAN UNA ASEVERACIÓN DEL MINISTRO DE CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN PRODUCTIVA, DR. LINO BARAÑAO

Al participar en el programa “Pariendo Sueños” que conduce la Sra. Presidente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, el Sr. Ministro Dr. Lino Barañao realizó comentarios halagadores respecto a las propiedades del herbicida de Monsanto (el Glifosato) destacando, en réplica a la presunción de su entrevistadora, las cualidades atóxicas y seguras del Glifosato en relación a la Salud Humana.Desde la Red de Médicos de Pueblos Fumigados nos vemos en la obligación de corregir las inexactas apreciaciones de nuestro Sr. Ministro.

Queremos destacar que muchos de nosotros compartimos las afirmaciones realizadas por el Sr. Ministro en la entrevista sobre la importancia de contar con una política científico-técnica independiente, que jerarquice y promueva al personal científico nacional.

Pero en otro instante de la entrevista, el Sr. Ministro comenzó a halagar las propiedades del Glifosato, el herbicida más utilizado en el país, con más de 180 millones de litros que caen sobre 12 (doce) millones de personas que habitan los pueblos fumigados. Al afirmar que el Glifosato mata las plantas, la Sra. Hebe Bonafini agregó que a “personas también”, a lo que el Sr. Ministro respondió: “No está probado”, “hay gente que se ha tomado un vaso de Glifosato para suicidarse y no le ha pasado nada”. Y posteriormente continuó agregando que el Glifosato podía ser tan dañino como el “agua con sal”.

Nos preocupan estas afirmaciones, no es la primera vez que las escuchamos; las mismas frases son repetidas por los representante de la Mesa de Enlace de las patronales agraria en las provincias sojeras, cuando se les reclama por la contaminación ambiental. La Bioindustria concentrada y los sectores que impusieron este tipo de agronegocio hegemónico desde la década de los ’90 necesitan asegurar que esos productos no son venenos y que no dañan la salud ni el ambiente. La realidad demuestra lo contrario. En 15 (quince) años se expandió el área cultivada en un 50%, pero aumentó la cantidad de plaguicidas utilizados en más de un 100%.

Ya en el año 2004 S. Bradberry, del Servicio Británico de Toxicología, publicó una revisión sobre intoxicación con Glifosato, informando que estaba comprobado que la ingestión de más de 85 ml de la formulación al 41 % (Round Up) puede causar toxicidad significativa con efectos corrosivos gastrointestinales, frecuente insuficiencia renal y hepática, perfusión orgánica reducida, distrés respiratorio, alteración de la conciencia y shock; las arritmias ventriculares y bradicardias llevan a la muerte.

Series de casos retrospectivos de ingestión intencional de Glifosato en Taiwan, Corea y Japón reunieron datos de 2727 suicidas con una tasa de letalidad que varió entre 6,7 % a 29,3 %; es decir que hasta casi un tercio de los suicidas murió al ingerir glifosato.

Este trabajo de D. Roberts demostró que el Glifosato se absorbe rápidamente en humanos; que tiene una vida media plasmática de 3,1 horas; que un nivel plasmático mayor de 734 ugramos/ml es letal; que la toxicidad cardiorespiratoria lleva al paciente al óbito; que a la fisiopatología todavía no la conocemos bien, pero hay lesión de membrana celular, incluso mitocondriales y desacoples de la fosforilación oxidativa. Sr. Ministro: el Glifosato no es “agua con sal”.

También sería interesante que el Sr. Ministro conozca que, además del Dr. Andrés Carrasco de la UBA, otros investigadores argentinos del CONICET y de nuestras universidades han demostrado la genotoxicidad del Glifosato en modelos experimentales.

Nos gustaría mucho que el Sr. Ministro Barañao nos ayude a defender la Salud de los Argentinos, sumándose a nuestro reclamo de prohibir las fumigaciones aéreas, como en la Unión Europea; restringir las fumigaciones terrestres y, reclasificar los agrotóxicos según sus efectos en humanos de corto, mediano y largo plazo.

Leer documento: aquí
Fuente: Fundación Paragonia tercer milenio


Deja un comentario

Estudios científicos que han sido silenciados por la industria Biotecnológica.

Dos libros, “Semillas de destrucción” y “Corruptos hasta la médula”, junto con la película ““El ciclo idiota: lo que no se nos dice sobre el cáncer”, establecen marcos y ofrecen pruebas de un esfuerzo concertado; primero para producir la enfermedad y luego para tratar de ofrecer el remedio, de modo que durante el proceso se obtengan ganancias obscenas. Cuando se tienen en cuenta las otras medidas recientemente adoptadas por las empresas transnacionales y por los Gobiernos, se muestran maniobras de tonos siniestros.

Los autores; William Engdahl y Shiv Chopra aparecen en la película de Emmanuelle Schick García, “El ciclo idiota: lo que no se nos dice sobre el cáncer”. Ambos escritores presentan pruebas de cómo las Corporaciones en complicidad con los Gobiernos adulteran los alimentos y los suministros de agua con sustancias peligrosas que causan enfermedades. Este es el caso del fluoruro, del que en un libro revisado por los pares ofrece más pruebas. En el libro de David Gumpert, “La revolución de la leche cruda”, se echa un vistazo a la guerra que el Gobierno de los Estados Unidos ha emprendido contra la industria de los productos lácteos naturales.

Son seis las empresas que aparecen en El ciclo del idiota, (Dow Chemical, BASF, Bayer, Dupont, Astrazeneca (Syngenta) y Monsanto), que actuando de conformidad con los Gobiernos liberan sustancias químicas cancerígenas para que luego las mismas empresas del Complejo Químico vengan a continuación con sus remedios. Es un ciclo que sólo un idiota puede tolerar. La película va más lejos aún, mostrando cómo los alimentos modificados genéticamente tienen efectos potencialmente desastrosos sobre la salud y el medio ambiente.

García y su equipo investigaron durante más de tres años para poder llevar a cabo esta película llena de hechos inquietantes.

¿Saben las personas que los productos químicos de síntesis producen más cáncer que otros o que sólo del 10 al 5% de los cánceres son heredados genéticamente?, la película afirma que en el año 2002 las 10 principales compañías de medicamentos ganaron más dinero que las restantes 490 empresas de Estados Unidos en su conjunto. Estas empresas ingresaron 1600 millones de dólares al mes en tratamientos contra el cáncer, por lo que ya entendemos por qué se denominan Big Pharma.

Cuestiones tan importantes como éstas hacen que la película sea una visita obligada, la misma adquiere una nueva dimensión cuando se empiezan a establecer conexiones entre los alimentos modificados genéticamente. Es con este enfoque adicional cuando aparecen los rasgos más siniestros de toda esta Industria.

En las entrevistas que aparecen en El ciclo del idiota, figuran las de los conocidos Arpad Pusztai, Gilles-Eric Serralini y Shiv Chopra, dos de los cuales perdieron su empleo y sufrieron campañas de desprestigio en su reputación profesional.

Ser crítico en la cuestión de los transgénicos y transmitir el mensaje de que son peligrosos para la salud humana y para el ambiente, puede costar a cualquiera su carrera profesional.
Leer el boletín completo: Aquí


Deja un comentario

Encuentro de Medicos de Pueblos Fumigados

El 1º Encuentro Nacional de Medicxs de Pueblos Fumigados

Con el fin de generar un espacio de análisis y reflexión académica y científica sobre el estado sanitario de los pueblos fumigados, y de escuchar y contener a los miembros de los equipos de salud que vienen denunciando y enfrentando este problema, la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC, a través de dos de sus cátedras (Medicina I y Pediatría), convocó a este 1º Encuentro.

La Universidad Pública tiene la obligación de estudiar científicamente las condiciones de vida y trabajo junto a los problemas sanitarios, sociales, económicos y culturales que se le presenten a la población de nuestro país, que por otra parte, sustenta con sus impuestos el financiamiento de la misma. Con ese objetivo se convocó en forma amplia a los médicos y demás miembros de equipos de salud y a investigadores de diferentes disciplinas a nivel nacional, a presentar sus experiencias, datos, propuestas y trabajos científicos.

Se llevó a cabo los días 27 y 28 de Agosto del corriente año en la Ciudad Universitaria de la UNC con la presencia de más de 160 participantes de las provincias de Córdoba, Santa Fé, Buenos Aires, Neuquén, Santiago del Estero, Salta, Chaco, Entre Ríos, Misiones y Catamarca; como así también de seis universidades nacionales.

El Comité organizador estaba conformado por: Dr Medardo Ávila Vázquez, Coordinador del Modulo Determinantes Sociales de la Salud, FCM-UNC.; Dr. Ariel Depetris, Epidemiólogo; Dr Gustavo Calzolari, Medico Comisión asesora de Bell Ville — Cba; Dr. Fernando Suarez, Médico Generalista de UPAS Nuestro Hogar III; Dra. Betiana Cabrera Fasolis, Adscripta Cátedra Medicina Psicosocial, UNC; y Dr. Raúl Nieto, Médico Generalista UPAS Bº Ituzaingó Anexo.

El Comité Académico estuvo integrado por: Prof. Dr. Carlos Nota: Profesor Titular de Semiología (Medicina I), UNC; Dr. Carlos Presman: Docente de Medicina Interna, UNC; Prof. Dr. Daniel Quiroga: Profesor Titular de Pediatría, UNC; Dr. Ricardo Fernández: Toxicólogo. Profesor de Pediatría, UCC; Dra. Cecilia Marchetti, Coordinadora Módulo Medicina Ambiental, FCM-UNC. Los Coordinadores del evento fueron el Dr. Medardo Ávila Vázquez y el Prof. Dr. Carlos Nota.


Deja un comentario

Los efectos del glifosato (Roundup®) en los suelos, los cultivos y los consumidores: las nuevas enfermedades en el maíz y la soja GM y en los animales alimentados con ellas.

Don Huber, científico de la USDA, pintó un panorama desolador de los cultivos de transgénicos con glifosato en el Parlamento del Reino Unido. En menos de una hora el profesor emérito de la Universidad de Purdue y científico senior de la USDA (Secretaria de Agricultura de USA) entrego a las Cámaras del Parlamento del Reino Unido una dura crítica a la agricultura con glifosato, a la que caracterizo como una amenaza muy grave para el ambiente, la ganadería y la salud humana (1). ISIS Report 09/01/12 Por: Dra. Eva Sirinathsinghji, de ISIS (traducido por REDUAS)

Para acceder al articulo original tickee aqui: Daños del Glifosato por científico de USDA (428)

Para acceder a la Carta de Don Huber en español haga click aqui: Carta al Secretario de Agricultura USA de Don Huber, en español (302)

Para ver esta nota en pdf, para imprimir: Daño del Glifosato, por Don Huber, nota completa (228)

Don Huber, profesor emérito de la Universidad de Purdue y científico senior en el Sistema Nacional de Recuperación de Enfermedades de las Plantas de la USD), ha sido fisiólogo y patólogo de plantas durante más de 40 años. Su carrera académica comenzó como patólogo de cereales en la Universidad de Idaho, donde estuvo 8 años, los siguientes 35 años estuvo en la Universidad de Purdue, donde se especializó en control de enfermedades trasmitidas en el suelo, fisiología de las enfermedades de las plantas, y ecología microbiana.

Durante los últimos 20 años, ha llevado a cabo una amplia investigación sobre los efectos del glifosato en los sembradíos, preocupado por aumento de las enfermedades de los cultivos que tienen aplicaciones con glifosato.

Desde que su carta al Secretario de Estado de Agricultura de EE.UU. Tom Vilsak, se hizo pública en febrero de 2011 (está traducida al final de esta nota), se genero una gran controversia sobre, lo que Huber describió como, la aparición de un patógeno nuevo desconocido para la ciencia, existente en los cultivos transgénicos Roundup tolerantes (2). Como concluye en la carta: “Ahora estamos viendo una tendencia sin precedentes de aumento de enfermedades y desordenes en plantas y animales. El afirma que el glifosato genera una menor disponibilidad de nutrientes en las plantas, aumento de enfermedades de las plantas, promueve la aparición del nuevo patógeno, enfermedades en animales y posibles efectos sobre la salud humana (3,4).

Un Patógeno nuevo para la ciencia

La conversión de la agricultura de los EE.UU. a la práctica con herbicidas monoquímicos ha resultado en el uso extensivo del herbicida glifosato. Coincidentemente, los agricultores han sido testigos de un deterioro en la salud de maíz, soja, trigo y otros cultivos, y de epidemias de enfermedades en los cultivos de grano pequeño. Todos están asociados con el uso generalizado de glifosato, que ha aumentado aún más desde la introducción de cultivos tolerantes al glifosato, Roundup Ready (RR).

El glifosato inmoviliza los nutrientes necesarios paramantener la salud de plantas y la resistencia a las enfermedades. Este debilitamiento de la defensa de las plantas podrían explicar la infestación de los cultivos transgénicos con un nuevo agente patógeno, que ahora se ha observado en caballos, ovejas, cerdos, vacas, pollos, varios tejidos animales, incluyendo partes reproductivas (semen, líquido amniótico), estiércol, suelos, huevos, leche, como así tambien en los hongos patógenos comunes que actualmente infestan los cultivos RR, como Fusarium solani fsp. Todos están en contacto con el glifosato ya sea a través de la exposición directa o el consumo a través de la alimentación animal. También el herbicida es muy abundante en los cultivos que sufren enfermedades como marchitamiento de Goss y síndrome de muerte súbita.

El patógeno puede ser cultivado en el laboratorio, y se ha aislado a partir de tejido fetal de ganado, reproducido en el laboratorio y vuelto a introducir de nuevo en los animales. Parece ser muy común y bien puede estar interactuando con los efectos del glifosato en plantas y animales, lo que exacerba la enfermedad y causa fallo reproductivo en el ganado (ver más abajo). Aunque grandes expectativas se han generado al publicar Huber sus conclusiones, él insiste en que se necesitan recursos para poder caracterizar la “entidad” y determinar el tipo de especie del nuevo patógeno, incluyendo la secuenciación de su genoma. Este es un proceso lento y una vez completado, es su intención publicar la obra en una revista revisada por pares.

Comprender el modo de acción del glifosato

Reconocer el mecanismo de acción del glifosato es la clave para entender cómo se pueden ejercer efectos nocivos sobre la salud de los cultivos, los animales y el ambiente por igual. El glifosato es un herbicida de amplio espectro-que interactúa con una variedad de procesos fisiológicos en la planta y su entorno. Aunque es más comúnmente reconocido por su inhibición de la enzima vegetal 5-enolpiruvilshikimato-3-fosfato sintetasa (EPSPS) que participan en la producción de aminoácidos aromáticos en la vía shikimato; en realidad fue patentada por primera como un potente fuerte quelante de metales, que se une e inmoviliza metales como el manganeso, magnesio, hierro, níquel, zinc y calcio, muchos de los cuales son importantes micronutrientes que actúan como cofactores para las enzimas de plantas en diferentes procesos fisiológicos, incluido el sistema defensivo de las plantas. De hecho, en realidad es a través de la quelación del manganeso que la enzima EPSPS se inhibe.

Hacer las plantas más susceptibles a la enfermedad a través de la actividad patogénica del glifosato es en realidad la forma en que ejerce su actividad herbicida. Esto se logra no sólo a través de la inmovilización de nutrientes en la planta; y también impacta en el sistema agrícola en su conjunto. Consistentemente, si el glifosato no alcanza la raíz de una planta o la planta esta creciendo en un suelo estéril, la planta no morirá.

Una vez en el suelo, el glifosato es tardíamente inmovilizado a través de la quelación de cationes, y por tanto es muy estable y no se degrada fácilmente. Sin embargo, el fósforo (como los fertilizantes con fósforo) puede liberar al herbicida, haciendo que se active una vez más en el suelo.

El glifosato interfiere negativamente con muchos componentes de la agricultura

Huber destacó que la agricultura es un sistema integrado de muchos componentes que interactúan, que en conjunto determinan la salud de los cultivos y por lo tanto el rendimiento. Este concepto está infravalorado, y cuanto antes se reconozca, más pronto será capaz de aprovecharse todo el potencial genético de los cultivos.

Los tres componentes principales de un sistema agrícola son: 1) el medio biótico incluyendo organismos benéficos, por ejemplo, la fijación de nitrógeno, los microbios y mineralizadores, 2) el medio abiótico, como nutrientes, humedad, pH, y 3) la defensa contra los patógenos que dañan las cosechas. El potencial genético de una planta se puede lograr reduciendo al mínimo la tensión puesta sobre estos componentes a través de la mejora de la nutrición vegetal y la fisiología y la prevención de enfermedades y plagas.

Se nos ha dicho repetidamente que para satisfacer las necesidades de producción mundial de alimentos hay que recurrir a los transgénicos y a la agricultura química. Sin embargo, el glifosato interactúa perjudicando todos los componentes agrícolas, tanto es así que se estima que un 50 por ciento del rendimiento de los cultivos se están perdidos (ver Figura 1).

 

Como se muestra en la figura 1, el glifosato interactúa con una amplia gama de determinantes de la salud, lo que intensifica el estrés y reduce el rendimiento de los cultivos. No sólo se acumulan en los tejidos de la planta (tallo y puntas de las raíces, las estructuras reproductivas y los nódulos de las leguminosas), se acumula en las raíces de donde luego se filtra en el suelo y daña a los microorganismos beneficiosos del suelo incluidos los que actúan como control biológico de patógenos La consecuencia obvia es el aumento de la virulencia de los patógenos del suelo que conducen a la enfermedad.

El glifosato inmoviliza los nutrientes esenciales para la planta de sistema de defensa y otras funciones

Uno de los importantes descubrimientos de Huber fue reconocer la estrecha correlación de todas las condiciones conocidas que afectan a la enfermedad generalizada (disease ‘take-all’) con la disponibilidad de manganeso en la planta y su efecto fisiológico sobre la resistencia a este nuevo germen patógeno.

Los micro-nutrientes son activadores o inhibidores de muchas funciones fisiológicas críticas. Por lo tanto, una deficiencia o un cambio en la disponibilidad de estos elementos reguladores pueden afectar significativamente el crecimiento de plantas y resistencia a enfermedades y plagas. Aquellas vías metabólicas producen secundariamente compuestos antimicrobianos, como pépticos y amino acidos; hormonas implicadas en la cicatrización (que aíslan a los patógenos), callosidades y todos los mecanismos para escapar de la enfermedad pueden verse comprometidas por el glifosato.

Los micro-nutrientes son también necesarios para otros procesos en una planta. Manganeso, por ejemplo, no sólo participa en la co-activación de la enzima EPSPS, hay otras 25 enzimas que se sabe que son afectadas por la quelación de manganeso. Estas enzimas son necesarias para la fotosíntesis, la asimilación de dióxido de carbono en la cadena de transporte de electrones, junto con el zinc. También ayuda en la síntesis de la clorofila y en la asimilación de nitrato. Numerosas enzimas que requieren otros co-factores minerales también se ven afectadas, entre ellas las enzimas de la vía shikimato, a la que pertenece EPSPS, son responsables de la respuesta de las plantas al estrés y la síntesis de moléculas de defensa contra los patógenos, tales como aminoácidos, ligninas, hormonas, fitoalexinas, flavonoides y fenoles.

De acuerdo con lo que se conoce sobre el papel de los micronutrientes y el glifosato, se han medido en plantas transgénicas de soja RR los niveles de minerales claves y resultaron ser inferiores a los de isogénicas variedades no transgénicas. El manganeso se redujo en un 45%, mientras que el hierro se redujo en un 49% [5]. Deficiencias similares en el contenido mineral se han encontrado en las variedades no transgénicas, lo que sugiere que el glifosato, y no el transgén RR, es responsable de la reducción de la disponibilidad de minerales [6]. El glifosato reduce la fotosíntesis, la absorción de agua, la producción de aminoácidos, así como la lignina, una molécula que confiere resistencia mecánica de la planta y es crucial para conducir el agua a través de los tallos de plantas [7, 8].

Como dijo Huber, las consecuencias de estas deficiencias nutricionales es que “los cultivos no se ven tan bien, no son tan productivos o rigurosos, y son de crecimiento más lento” (ver Figura 2). El señala una caída del rendimiento de 26% para la soja RR. Además, con las actuales preocupaciones por el calentamiento global, las plantas que tienen hasta un 50% menos de uso eficiente del agua, como los cultivos RR, son contraproducentes y sólo puede exacerbar los problemas.

Huber destacó que no hay nada en los cultivos RR que opere en el glifosato aplicado a ellos. En consecuencia, a pesar de que tienen una resistencia suficiente para evitar morir (conferida por el transgen EPSPS), su función fisiológica en general se ve afectada por el glifosato. Por lo tanto, afecta a los OGM, así como a cultivos no transgénicos a través de los niveles residuales de glifosato en el suelo.

Además de quelar los nutrientes de las plantas, el glifosato puede disminuir el contenido de minerales a través de dañar organismos benéficos, incluyendo microbios productores de indol-acético (una auxina que promueven el crecimiento), las lombrices de tierra, las asociaciones de micorrizas, la absorción de fósforo y zinc, los microbios como Pseudomonas, bacilo que convierten óxidos insolubles del suelo a formas biodisponibles de hierro y manganeso, bacterias fijadoras de nitrógeno como Bradyrhizobium, Rhizobium y organismos involucrados en el control biológico de enfermedades del suelo que reducen la absorción por las raíces de los nutrientes.

Figura 2, daños a largo plazo del glifosato sobre la salud de los cultivos

 

El glifosato aumenta la incidencia y virulencia de los patógenos del suelo

Treinta y cuatro enfermedades han sido reportadas en la literatura científica por aumentar su incidencia como consecuencia de programas de erradicación de malezas con glifosato. Que afectan a una amplia gama de cultivos de cereales como: plátanos, tomates, soja, algodón, canola, melón y uvas [9]. Algunas de estas enfermedades se consideran “emergentes” o “re-emergentes”, ya que no habían causado graves pérdidas económicas en el pasado.

Esto tiene implicaciones preocupantes para el sector agrícola de los EE.UU., ahora en el cuarto año de la epidemia del síndrome de marchitamiento de Goss y el síndrome de muerte súbita, y los dieciocho años de la epidemia de colonización por hongos Fusarium que resulta en la pudrición de raíces y marchitamiento por Fusarium.

No sólo el glifosato afecta la susceptibilidad a enfermedades, también hay evidencia de mayor gravedad de estas enfermedades. Algunos ejemplos de estas enfermedades son la enfermedad generalizada (disease ‘take all’), la putrefacción de raíz por Corynespora en la soja, enfermedades por fusarium spp, incluidas las causadas por especies de Fusarium que normalmente no son patógenas. La “Head-scab” causada por Fusarium spp de cereales aumenta después de la aplicación de glifosato, y también es ahora común en los climas más fríos, cuando antes se limitaba a los climas más cálidos.

Preocupación por la Seguridad de Alimentos y Comidas

Deficientes en nutrientes, las plantas transgénicas enfermas también contienen residuos de herbicidas que presentan una serie de posibles riesgos para la seguridad en animales y seres humanos. Según Huber, los posibles daños incluyen la toxicidad directa del glifosato en sí, que se ha demostrado que puede causar alteraciones endocrinas, daño en el ADN, toxicidad reproductiva y del desarrollo, neurotoxicidad, cáncer y defectos de nacimiento (10, 11, 12,13)

Además, las alergias están aumentando; los animales están mostrando respuestas alérgicas, incluyendo estómagos irritados e inflamados (Figura 3), decoloración de la mucosa gastrica y perforaciones intestinales; que se traducen en síntomas conductuales de irritabilidad y comportamiento anti-social en las vacas (anormal en animales de manadas). La enfermedad inflamatoria intestinal en humanos ha aumentado un 40 por ciento desde 1992, lo que puede estar relacionado con el consumo de alimentos GM, aunque esto aún no ha sido probado.

Figura 3, estomago de cerdo alimentado con granos GM con reacción alergica e inflamatoria, comparado con control sano a la derecha

 

El aumento de la infestación de los cultivos con hongos patógenos que producen toxinas es una preocupación añadida. Micotoxinas, incluidas las toxinas de fusarium, así como las aflatoxinas liberadas por los hongos Aspergillus son cancerígenas y han obligado a la importación de trigo en los EE.UU., debido a niveles peligrosos de toxinas en las cosechas domésticas.

 

Triple Combinación de toxicidad reproductiva causada ​​por el glifosato

En 2002, la Asociación de Ganaderos de EEUU, hizo un seria Exposición ante el Congreso de los EE.UU. por el aumento de graves y desconcertantes problemas reproductivos. Decía: “una gran cantidad de fetos están abortado sin razón aparente. Otros agricultores multiplican su ganado con aparente éxito, pero cuando son sacrificados los que parecían ser bovinos jóvenes normales, presentan sus cueros y carnes como viejos y, por tanto, de menor valor … El problema de abortos espontáneos es tan grave, tanto en los Estados Unidos como en el extranjero que en algunos rebaños alrededor de un 40 a un 50 % de los embarazos se pierden .. [y] la viabilidad de esta importante industria se ve amenazada. “

El glifosato parece ser capaz de inducir fallas reproductivas a través de tres mecanismos distintos. Laprimera, mencionada anteriormente es la disfunción endocrina causada por la toxicidad directa del glifosato.

La segunda es la reducción del contenido de nutrientes con los consiguientes efectos sobre el estado nutricional de los animales. El manganeso en los animales, como en las plantas, es un nutriente esencial, y las deficiencias se han asociado con una variedad de enfermedades, así como fallas reproductivas, que son cada vez más comunes en el ganado. Un estudio realizado en Australia, después de dos temporadas con altos niveles de muertes fetales en el ganado vacuno, encontró que todos los terneros muertos eran deficientes en manganeso [14]. Además, el 63 por ciento de los terneritos con defectos de nacimiento también tenían esta deficiencia. El manganeso es conocido por su importancia para la movilización de calcio en los huesos, que se correlaciona con la formación de hueso anormal en estos becerros.

Tercera, el patógeno desconocido puede estar asociado con la inducción de pseudo-embarazos. Ya en 1998, un agente sospechoso fue encontrado en los tejidos reproductivos del ganado. Ahora se ha aislado en altas concentraciones en el semen, líquido amniótico y tejido placentario. También se ha encontrado en el tejido fetal abortado. Algunas granjas están reportando un 50 por ciento menos de concepciones (disminución de embarazos) en los animales debido a abortos involuntarios y pseudo embarazos. Aunque la evidencia de la presencia generalizada de este nuevo agente patógeno está clara, Don Huber sugiere la necesidad de seguir investigando para comprender, no sólo qué tipo de patógeno es este, sino y más importante, los efectos que está teniendo en la salud de plantas y animales.

Como Conclusión

Más de 100 artículos revisados ​​por pares han sido publicados por Huber y otros científicos sobre los efectos nocivos del glifosato. El glifosato aumenta las enfermedades en las plantas y animales, (lo que provocó al Profesor Huber a escribir una Carta a la Secretaría de Agricultura). La toxicidad del glifosato puede estar vinculada con muchos problemas de salud en animales y humanos, que son un costo que se suma a todas las promesas incumplidas de una nueva tecnología agrícola para alimentar al mundo. Como Huber concluye su Carta: “la confianza del público ha sido traicionada”.-

Referencias

1. All‐Party Parliamentary Group on Agroecology Meeting, Huber DM “The effects of

glyphosate (Roundup®) on soils, crops and consumers: new diseases in GM corn and

soy and animals fed with it”, 20 November 2011, Houses of Parliament, UKhttp://agroecologygroup.org.uk/wp-content/uploads/Professor_Huber_transcript.pdf

2. Ho MW. Emergency! Pathogen new to science found in Roundup Ready GM crops?

Science and Society 50, 10‐11, 2011.

3. Ho MW. Glyphosate Tolerant Crops Bring Death and Disease. Science in Society 47,

2010, 12‐15

4. Ho MW. Scientists Reveal Glyphosate Poisons Crops and Soil. Science in Society 47,

2010, 12‐15

5. Zobiole LHS, Oliveira RS Jr, Huber DM, Constantina J, Castro C, Oliveira FA, Oliveira A.

Jr. Glyphosate reduces shoot concentrations of mineral nutrients in glyphosateresistant

soybeans. Plant Soil 2010, 328:57‐69

6. Cakmak, I, Yazici, A, Tutus, Y, and Ozturk L. Glyphosate reduced seed and leaf

concentrations of calcium, magnesium, manganese, and iron in non‐glyphosate

resistant soybean. European Journal of Agronomy 2009, 31, 114‐119.

7. Zobiole LHS, Silvério de Oliveira RS Jr, Kremerb RB, Constantina J, Bonatoc CM,

Muniz AS. Water use efficiency and photosynthesis of glyphosate‐resistant soybean

as affected by glyphosate. Pesticide Biochemistry and Physiology 2010, 97, 182‐193

8. Zobiole LHS, Bonini EA, Oliveira RS Jr, Kremer RJ, and Ferrarese‐Filho O. Glyphosate

affects lignin content and amino acid production in glyphosate‐resistant soybean.

Acta Physiologiae Plantarium 2010, 32, 831‐837

9. Johal GS & Huber DM. Glyphosate Effects on Disease and Plants. European Journal of

Agronomy 2009, 31, 144‐152

10. Ho MW and Cummins J. Glyphosate toxic and Roundup worse Science in Society 26

2005, 12.

11. Ho MW and Cherry B. Death by multiple poisoning, glyphosate and Roundup. Science

in Society 42 2009, 14

12. Ho MW. Ban glyphosate herbicides now. Science in Society 43 2009, 34‐35

13. Ho MW. Lab study establishes glyphosate link to birth defects. Science in Society 48

2010, 32‐33

14. McLaren PJ, Cave JG, Parker EM, Slocombe RF. Chondrodysplastic calves in Northeast

Victoria. Veterinary Pathology 2007, 44, 342‐54

Agradecemos a ISIS por aportar el material original, disponible en: http://www.i-sis.org.uk/USDA_scientist_reveals_all.php

Carta de Don Huber al Secretario de Agricultura de USA (Febrero 2011)

Estimado Secretario de Agricultura Tom Vilsack:

Un equipo de investigadores y científicos de alto nivel en plantas y animales recientemente han traído a mi atención el descubrimiento de un patógeno de microscopía electrónica que parece tener un impacto significativo en la salud de plantas, animales y probablemente en seres humanos. Basado en una revisión de los datos, este germen está muy extendido, es muy grave, y se encuentra en concentraciones mucho más altas en soja y maíz Roundup Ready, lo que sugiere un vínculo con el gen RR, o más probablemente con la presencia de Roundup. Este organismo parece nuevo para la ciencia.

Se trata de información altamente sensible que podría resultar en un colapso de la soja y el maíz norteamericanos en los mercados de exportación, en una disrupción significativa de la alimentación domestica y en los suministros de alimentos. Por otro lado, este nuevo organismo ya puede ser responsable de un daño significativo (ver más abajo). Mis colegas y yo, estamos redirijiendo nuestras investigaciones hacia delante con rapidez y discreción, y necesitamos la ayuda de la USDA y otras entidades para identificar el origen del patógeno, la prevalencia, consecuencias y soluciones.

Estamos informando a la USDA de nuestros resultados en esta primera etapa, específicamente debido a su pendiente decisión con respecto a la aprobación de alfalfa RR. Naturalmente, si el gen RR o el Roundup en sí mismo, son un promotor o co-factor-de este patógeno, entonces esa aprobación puede ser una calamidad. Basado en la evidencia actual, la única acción razonable en este momento sería demorar la aprobación, al menos hasta que los datos sean suficientes para exonerar al sistema RR, si es que lo hacen.

Durante los últimos 40 años, he sido un científico de las agencias profesionales y militares para evaluar y prepararnos contra las amenazas biológicas naturales y artificiales; incluyendo la guerra bacteriológica y brotes de enfermedades. Basándose en esta experiencia, creo que la amenaza que estamos enfrentando con este patógeno es única y de un estado de alto riesgo. En términos sencillos, se debe tratar como una emergencia.

Un conjunto diverso de investigadores que trabajan en este problema han aportado diversas piezas del rompecabezas, que en conjunto presenta la situación preocupante siguiente:

Propiedades físicas únicas

Este organismo previamente desconocido sólo es visible con un microscopio electrónico (36.000 X), con un intervalo de tamaño aproximadamente igual a un virus de tamaño mediano. Es capaz de reproducir y parece ser similar a un organismo microfungico. Si es así, sería el primero de estos micro-hongos que se identifica. Hay fuerte evidencia de que este agente infeccioso promueve enfermedades en las plantas y los mamíferos, que son muy raras.

Ubicación y Concentración del PatógenoSe encuentra en altas concentraciones en harinas de soja y maiz RR, harinas de los destiladores, productos de fermentación de alimentos, contenido del estómago del cerdo y placentas de cerdas y vacas.

Vínculos con brotes de enfermedades en las plantas

El organismo es prolífico en las plantas infectadas con síndrome de muerte súbita (SDS) en soja, y marchitamiento de Goss en maíz; ambas enfermedades están generalizadas y reducen los rendimientos y la renta de los agricultores, El patógeno también se encuentra en el agente causal de la SDS por hongos (Fusarium solani fsp glycines).

Implicado en fallas reproductivas animales

Las pruebas de laboratorio han confirmado la presencia de este organismo en una amplia variedad de animales que han sufrido abortos espontáneos e infertilidad. Los resultados preliminares de las investigaciones en curso han sido capaces de reproducir los abortos en un entorno clínico.

>El patógeno puede explicar la frecuencia cada vez mayor de infertilidad y abortos espontáneos en los últimos años, en el ganado vacuno de EE.UU., vacas lecheras, cerdos y caballos. Estos son los últimos informes de las tasas de infertilidad: en las vacas lecheras de más del 20%, y los abortos espontáneos en el ganado vacuno llega a superar el 45%.

Por ejemplo, 450 de 1.000 novillas preñadas alimentadas con granos experimentaron abortos espontáneos. Durante el mismo período, otras 1.000 novillas de la misma manada que se alimentaron con heno no tuvieron ningún aborto. Las altas concentraciones del agente patógeno se confirmaron en el alimento a base de granos, que probablemente había estado bajo el control de malezas con glifosato.

Recomendaciones

En resumen, debido al elevado título de este nuevo patógeno animal en los cultivos Roundup Ready, y su asociación con enfermedades de plantas y animales que están alcanzando proporciones de epidemia, se solicita la participación del USDA en una investigación multi-agencia, y una moratoria inmediata sobre la desregulación de los cultivos RR hasta que la relación causal / predisponentes con glifosato y / o plantas RR se puede descartar como una amenaza para la producción de cultivos y la salud animal y humana.

Es urgente examinar si los efectos secundarios del uso del glifosato pueden haber facilitado el crecimiento de este patógeno, o ha permitido que cause mayor daño a las plantas debilitadas y a los animales. Es bien documentado que el glifosato promueve patógenos del suelo y ya está implicado con el aumento de más de 40 enfermedades de las plantas; también desmantela sus defensas por quelación de nutrientes vitales, y reduce la biodisponibilidad de los nutrientes en la alimentación, que a su vez puede causar trastornos en animales. Para evaluar adecuadamente estos factores, se solicita el acceso a los datos pertinentes del USDA.

He estudiado patógenos de las plantas por más de 50 años. Ahora estamos viendo una tendencia sin precedentes de aumento de enfermedades en plantas y animales. Este patógeno puede ser útil para entender y resolver este problema. La situación merece atención inmediata con recursos importantes para evitar un colapso general de nuestra infraestructura agrícola crítica.

Atentamente

COL (Ret.) Don M. Huber

Emeritus Professor, Purdue University

APS Coordinator, USDA National Plant Disease Recovery System (NPDRS)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.